domingo, 18 de diciembre de 2011

El Nacimiento de Jesús estuvo lleno de humildad

San Lucas 2: 7
“Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón”.


Una de las cosas que Jesús menciono en su ministerio acá en la tierra fue que aprendiéramos de El que era manso y humilde de corazón, para que así pudiéramos encontrar descanso para nuestra alma.

Esas palabras las dijo un Rey que nació de una manera más que humilde. Siendo Rey de reyes no eligió nacer en un palacio con muchas comodidades, sino más bien de la forma que estaba escrito y es un ámbito humilde.

La mayoría de nosotros nacimos en hospitales en donde nuestras madres tuvieron muchas comodidades, me atrevería a decir que ninguno de los que me leen nacieron en un pesebre, ni mucho menos en un establo, sino que todos por muy humilde que fuera nuestra familia nacimos en un lugar digno o de una manera digna, no así nuestro Salvador.

Jesús es el perfecto modelo de humildad, desde su nacimiento, hasta su ascensión, jamás se vanaglorio de ser Dios, sino que mantuvo su humildad siempre.

¿A cuantos de nosotros nos falta esa humildad que tuvo Jesús?, muchos de nosotros ya sea porque Dios ha depositado en nosotros dones especiales o porque la gente habla bien de ti, ya crees que eres el mejor en algo, cuando realmente el que si en verdad era mejor en todo JAMÁS se vanaglorio de eso.

Esta época nos tendría que llevar a reflexionar sobre la importancia de ser humilde en nuestro caminar, a Dios le encanta los humildes de corazón, no habla de menospreciarte a ti mismo, sino de reconocer que todo viene de lo alto y que no tengo que tener mayor concepto de mi, que el que debo tener.

Si Jesús siendo Dios y siendo Rey, nació y vivió de una forma humilde en todo sentido, ¿Por qué nos quejamos de nuestro estado?, debemos aprender a agradecer a Dios por todo lo que nos da, sea mucho o poco, tenemos que entender a poder ser felices en lo poco, para que Dios permita que llegue a nuestra vida lo mucho.

El nacimiento de Jesús es una muestra mas de la importancia de la humildad, es por eso que te invito a que tratemos de ser humildes en nuestro caminar, a ver a tu hermano como mayor que ti, sin menospreciarte a ti mismo, siendo servidor de todos para agradar a Dios.

Jesús además de nacer de una forma humilde, también dijo que no venia para ser servido, sino para servir y para dar su vida por muchos.

¿Entiendes la importancia de la humildad para vivir una vida que agrade a Dios?, si es así te invito a que tratemos de vivir humildemente en el Señor.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por Comentar, que ¡Dios te Bendiga!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Echale un vistazo a:

Letras de Alabanzas

Imagenes Cristianas para Facebook

Seguidores